Adan Jodorowsky/Adanowsky


por Alejandro Gómez Escorcia

En el sueño de un hombre que acaba de presenciar el espectáculo de Adanowsky aparecen imágenes irreverentes y caóticas. Sueña con tallarines que se embarran en el cuerpo de un individuo y caen en una tina. En el mismo nivel onírico se aparece El Ídolo con un bigote chiquito, el pelo alborotado y un traje de colores oscuros y brillantinas moradas.Camina elegante y las mujeres no evitan mirarlo. Es guapo. Sí, al verlo uno recuerda a su padre, pero al poco rato queda en el olvido. Es único y hay que consagrarlo. Su cuerpo es delgado pero fuerte; es blanco, parece que es de leche.  La luna acompaña su andar porque hasta ella está enamorada de él. Manda besos y clava la mirada en alguna chica loca por él.

Cuando el hombre despierta de su sueño, se da cuenta de que la magia de un espectáculo no reside sólo en lo musical, sino en el nivel de trance que puede generar. Sabe que Adanowsky lo logró, que es un artista y libera aquello que el espectador tiene reservado en su inconsciente.

No se sabe qué hará, ¿quemará una Biblia, se bañará en tallarines, besará a un hombre, le dirá que la gente se siente para mirar el show, matará a alguien? Nadie  puede predecirlo.

Los límites ya no están cerca. Formuló un plan: hacer tres discos con un personaje distinto cada vez; el primero, El Ídolo. “Decidí ser un ídolo, pero con una mirada irónica. Los nuevos dioses son cantantes. Un ídolo tiene mucho sexo, de donde sale el verbo, la base de la creación. No puedo ser un político porque ellos vacían, los músicos llenan.”

Para 2006, Etoile eternelle (estrella eterna) estaba calientito y en las tiendas de Francia. Luego llevó su producción a países hispanohablantes: México, Argentina, España y Chile. Pregrabó su disco en español y lo tituló El Ídolo. Tardó un mes por canción y en 2008 firmó con el sello discográfico Noiselab.

El tres de diciembre de 2009, El Ídolo se morirá en el Lunario del Auditorio Nacional. Nacerá el segundo personaje que nadie conoce pero que ya está construido. Prometió que rompería con los límites. Pidió que le mandaran fotos que hayan tenido con él, para hacer una gran ofrenda.

Esta noche se agradecerá que haya vomitado y alucinado tras operaciones chamánicas en México porque no habrá límites y dejará desbordar la magia que ha envuelto su vida entera. No será Adan Jodorowsky, será alguien distinto, Adanowsky.

Y esperen queridos lectores, que la proxima vez que abran esta página, leerán una crónica de ese evento. Que sueñen con Adanowsky.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: