Derecho de amparo


por Liliana Guerrero

Los caprichos pueden ser perdonados, pero es un crimen despertar una pasión duradera para satisfacer un capricho.

André Maurois

El delito de todo director técnico se resume en la ausencia de la victoria, los crímenes pueden ser miles, pero si no se consigue el resultado máximo, no hay lugar para el estratega. Pueden desfilar decenas en una temporada, los proyectos no importan, la continuidad estorba y los puntos que escapan son el verdugo del cuerpo técnico.

Javier Aguirre hombre coherente y expresivo, visionario y explosivo, miembro de una transición generacional entre los gurúes de la dirección técnica y los jóvenes que ampliaron su visión del juego y se enfocaron en ámbitos comerciales, mercadológicos, periodísticos o estratégicos.

El “Vasco” se ha envuelto en una red de señalamientos y juicios, a menos de tres meses del Mundial, Aguirre bien merecería un proceso judicial bajo el tribunal para la protección del futbol y del aficionado, que si existiera contendría el archivo siguiente, ahora bajo llave, confidencial y negado, pero que mañana será el argumento perfecto para encumbrar o desdeñar a Javier Aguirre Onaíndia.

Expediente Aguirre 2010

  • Corea – Japón 2002

Qué se puede decir de aquella tarde de junio de 2002, acaso se sufre más cuando quien elimina es el selectivo estadounidense. Poco se pudo hacer por Aguirre, el segundo gol del encuentro a manos de Donovan terminó por expulsar al “Vasco” del futbol mexicano; sin embargo, cualquier club europeo podría hacer las veces de mentor.

  • Perdió el tinte, ganó experiencia.

El futbol español lo recibió con los brazos abiertos, le regaló el profesionalismo y la visión de conjunto, comprendió el valor de los entrenamientos y el peso de la camiseta. Lo aprendió a golpe de canas, dejó el color de cabello en cada partido, se transformó en un hombre sabio en apariencia y ejercicio, se hizo un hombre de nombre, se volvió director técnico.

  • Mister y Master

Las escenas de Javier Aguirre al borde del colapso nervioso quedaron atrás. Se volvió sereno y sensato; dirigía estoicamente, siempre al borde de la línea, pero conteniendo las manos en el abrigo. Los gritos se diluían en pequeños sorbos de alguna bebida; el análisis se hizo en silencio, el estadio era biblioteca y salón de clases, ya no había impulsos viscerales. El mister quedó atrás y ahora las reverencias se hacían al maestro.

  • Crónica del regreso anunciado

Tenía que suceder, las decepciones de Lavolpe, Sánchez, Ramírez y sobre todo de Eriksson pusieron las condiciones para que Aguirre estableciera las propias, no era el mismo hombre, tenía la templanza necesaria para tomar al toro por los cuernos y hacerle frente a un sistema de clasificación que, aunque es sumamente benéfico, parecía escabullirse entre las manos. Regresó entre polémica y adversarios, pues ahora él decía el cómo y el dónde, pero en voz del “Vasco” seguía siendo “el mismo güey”.

  • La patada del siglo

Todo pintaba tan bien, a pesar de las criticas Aguirre era un hombre paciente; soportó críticas, juicios y declaraciones cruzadas. Aún es incomprensible su proceder, quería patear el balón o dejar sin descendencia al panameño, es la incógnita más grande de su gestión. La prensa no tuvo empacho en crucificarlo, cómo era posible… habían encontrado la excusa perfecta para la persecución del “Vasco”, la carrera apenas comenzaba.

  • Si quieren guerra, guerra tendrán

“No hay venganza, pero tenemos memoria”, coraje letra por letra. La declaración metafórica de guerra sembró la hostilidad entre los periodistas. Quizá debió aclarar que es una metáfora (Tropo que consiste en trasladar el sentido recto de las voces a otro figurado, en virtud de una comparación tácita, según la RAE) antes de considerarlo cuasi terrorista, promotor de la violencia y aprendiz de Al Qaeda. Habría que ser más prudentes con las dimensiones.

  • Los más recientes: quizá los peores, tal vez los últimos.

La devoción a san Cuauhtémoc Blanco es casi una relación de codependencia, Blanco tiene precisión y talento pero el camino le agotó la fuerza, aunque no la confianza, la magia y el liderazgo… valdrá la pena el riesgo. A quién le gusta que le digan jodido. Teóricamente a nadie, mucho menos cuando el espíritu de “yo te doy de tragar” se hace presente, la idea de poner un vocero que tradujera las declaraciones del “Vasco” pasó por algunas personas de FEMEXFUT, los ataques de periodistas cobijados en la trayectoria y el respeto se hicieron presentes, pero muchos de ellos viven en Estados Unidos, rechazan volver a México… aunque no se atreven a decir que está jodido.

La lista sigue creciendo. Sólo falta que también sea culpable de los infantiles errores de Michel y Ochoa. La condena se dictará en menos de 100 días, guardando distancia, es claro que Aguirre no es el mesías, pero es un proceso prometedor. El amparo está concedido, sólo falta que el exilio no enmarque el final del Mundial de Sudáfrica y que se afronten las consecuencias de un proceso donde el “Vasco” es el menos culpable. Sería mejor reconsiderar los archivos de Compeán, De María y De la Torre, criminales de cuello blanco con todas sus letras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: