"Norteado": Lejos del sur


Que no me quieres eso no me importa/ que me desprecies es un bien que me haces/ que me desprecies eso no me puede /que al fin y al cabo como matas mueres…”

“El disgusto” de Julio Preciado

Por F.S. Padilla

Antes de llegar al cielo está el limbo. Y estar en el limbo es esa sensación de flotar en la ambigüedad y sin norte. “Norteado”  (Rigoberto Perezcano , 2009) narra la historia de Andrés (Harold Torres), un aspirante a indocumentado, quien tras varios intentos fallidos de cruzar la frontera, se encuentra en Tijuana en espera de otra oportunidad para alcanzar las promesas del paraíso gringo.

Incertidumbre: lo desconocido. Vagar por lugares lejanos en busca de un sitio ajeno pero prometedor. Andrés conoce la frustración de no lograr dar el salto al “otro lado”.  Y así es como conoce esa otra incertidumbre: la de estar aún en su país sin estar en su tierra. Y al lidiar con Tijuana conoce a otras personas: Cata (Sonia Couoh), Ella (Alicia Lagua) y Asensio (Luis Cárdenas). Andrés se enfrenta entonces a lo que dejó en casa y a lo que encuentra en el norte: su mujer y sus hijos al sur, nuevas mujeres en el norte. Pero antes que nada, la ineludible meta de llegar a los states.

La migración que cambia vidas, transforma familias, expone a los marginados: todo esto está bien presente  en la cinta. Los personajes, cada quien con su historia y su origen, son la contemplación de tantas historias desperdigadas en los desiertos fronterizos.  Perezcano sabe filmar el drama del tema migratorio con toda la comedia que las tragedias implican y las situaciones que flirtean con lo absurdo dentro de la situación desesperada del protagonista.

“Norteado” es una película altamente recomendable. No sólo hay que verla porque “es mexicana y hay que apoyar al cine mexicano” No, al diablo con eso. A diferencia de gran parte de la producción nacional, no se trata de una cinta de sexo-violencia-drama gratuitos. Lejos también de otras películas que tratan temáticas similares, ésta no se enfoca en la lágrima fácil, ni en santificar a sus personajes.

Con la sutileza del humor negro, Norteado consigue inmiscuir al espectador en lo difícil que es para una persona lograr con éxito lo que millones de personas han logrado, antes de ser uno de los otros tantos que desaparecieron sin triunfar en su tentativa de llegar a Estados Unidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: