Caída de bolsas de valor, ¿Jugada maestra?


Tomm Campa

Campa lo leyó en su periódico La jornada (por cierto, Tomm escuchó en voz de un amigo cercanísimo, que este periódico es más amigo de los movimientos sociales que de la verdad; Campa lo cree.) el jueves 6 de mayo: “Error humano causó pánico en Wall Street”. Después con letras más chiquititas: “Pierde Dow Jones casi mil puntos en media hora”.

Ohh… Tomm quedó anonadado (¡vaya término!), no entiende cómo perder mil puntos en una sola hora puede asustar a tanta gente. Tomm recuerda que en La vita è bella la pérdida de puntos de Guido sólo causaba pánico a Josué (su hijo), pues no lograría ganar un tanque (¿para qué?, no se lo pregunten a Tomm).

Campa leyó lo siguiente: “Un error en el registro del precio de acciones –un operador tecleó millón, en vez de mil millones, al reportar el valor de una empresa, según las primeras investigaciones– provocó que en menos de media hora el índice Dow Jones, el indicador de referencia en Wall Street, se desplomara 998 puntos”.

Ahora mal, está claro que Campa no sabe nada de puntos y acciones, no sabe nada de economía bursátil; con solo decirles que cree que Dow Jones es un señor con sombrero de copa alta, un chaleco y un látigo, hermano de Indiana. Sin embargo, Tomm cuenta con información privilegiadísima que puede poner en jaque el numerito de la caída de las bolsas.

Ahora Tomm intenta explicar. Ténganle paciencia.

Es decir, algún “baboso” no tecleó bien el valor de una empresa, lo que originó que el precio de sus acciones cayera, esto a su vez, originó que el índice de la compañía de bolsas de valores más importante del mundo, el Dow Jones & Co., disminuyera sustantivamente (¡qué término!), por lo que el valor de las acciones del conjunto de empresas que venden y compran acciones en el mercado (en este caso Wall street)  y que informa el Dow Jones & Co., fueron menos demandadas y, por tanto, se cotizaron a un menor precio. En pocas palabras, el valor de muchísimas empresas disminuyó como por arte de magia.

Ahora sí, ¿en qué consiste toda esta tre(molina) (¡qué bonito apellido!)? Muy sencillo responde Tomm. Y para explicar (o bueno, eso intenta) recuerda lo siguiente: Durante las guerras napoleónicas, la familia Rothschild (gentes de pachocha pa’ acabar pronto) apoyaban por igual a Bonaparte y a Wellington, pero la jugada maestra la hicieron a raíz de la batalla de Waterloo.

Un Rothschild acudió a presenciar el combate y después de asegurarse que la victoria era de Inglaterra, salió en chinga loca (jiji) hacia Londres donde en la Bolsa de Valores inglesa se puso a vender desesperadamente acciones a cualquier precio. Los demás agentes de bolsa interpretaron que Napoleón había ganado la batalla, con lo que el pánico se apoderó del mercado y las acciones cayeron a mínimos nunca vistos.

Mientras esto ocurría, un pequeño grupo de agentes compraban anónimamente para Rothschild las acciones de muchas empresas que se vendían a un precio miserable. Es decir, se hicieron de pachocha por montones, sin trabajar nada, sin invertir nada: como por arte de magia. ¿Cómo la ven desde ahí?

Lo que en realidad piensa Tomm, es que no sólo no se cansan de explotar y robar a los trabajadores, a los obreros; sino que entre ellos mismos se estafan. Recuerden que Carlos hablaba de la concentración de El Capital.

Campa piensa que algo de eso pudo haber ocurrido. Los “especialistas” y los “comunicadores sociales” (jaja) dicen que fue un error de dedo, que la crisis en económica y financiera de Grecia, que el nerviosismo de los corredores de bolsa, en fin, cuentos chinos. Y si no, al tiempo.

Anuncios
Comments
5 Responses to “Caída de bolsas de valor, ¿Jugada maestra?”
  1. Víctor Santos dice:

    Muy buen dato el de los Rothschild. Creo que es cierto que los medios y los del dinero, nos informan lo que les conviene, informan que se cayó el sistema, que un error humano y así nos iventan cuentos, mientras buscan la manera de enrriquecerse por todos los medios a su alcance.
    Cabe decir que en las Bolsas de valores siempre hay problemas, y siempre los peces gordos se alimentan de los charalitos.
    ¡Saludos, me gustó!

  2. Ali dice:

    No me parece exagerado lo que planteas querido Tomm (aunque no sepas nada de accione y de puntos ¡yo tampoco!). Considero que es la táctica perfecta para que el rico se haga más rico y… ¿el pobre? ps… que se joda!!! que fácil, y fácil ser hipocritas entre nosostros (me refiero a los empresarios eh). Esto me recuerda a una pelicula interpretada por Jim Carrey, creo es “las aventuras de Dick y Jane”; sólo que acá, en el mundo no holliwoodense(???) no se tiene un final feliz para el asalariado de las empresas que salen afectadas. Me agradó mucho tu artículo, solo quisiera que me aclararas qué quieres decir con pachocha. saludos!!!

    • Tomm dice:

      Pachoca es dinero que hace mucho bulto, es decir, mucha lana, varo, biyuyo o viyuyo (bueno,eso cree Tomm), salvo su mejor concepción.

  3. Edgar dice:

    Buena satira TOmm, ya no mas periodismo prusunto.

  4. Sam dice:

    Excelente sátira y estilo para escribir Tom Campa. Pertinentes y buenos datos en el contenido.
    Y coincidiendo con los demás comentarios, considero que es lamentable que los poderosos nunca pueden perder, (aunque digan lo contrario), no saben nada de crisis, el saqueo y explotación de los trabajadores día con día lo vemos presente, los empresarios siempre tienen un sinfín de escusas y telones de humo para cubrir las vastas ganancias que producen.

    ¡me gustó!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: