Ebrard no estaba muerto, andaba de parranda (en Puebla)


Tomm Campa

Campa lo leyó en reforma.com: Apoya Ebrard campaña de Rafael Moreno Valle. La nota estaba fechada el día 21 de mayo a las 21:31 hrs, Campa carburó: el 21 fue… viernes. ¿Por qué Ebrard andaría en Puebla apoyando la alianza perversa PAN-PRD-Chiquillería? Después meditó aún más… aunque la visita del flamante jefe de gobierno hubiera sido el día anterior, ni jueves ni viernes son días inhábiles para las autoridades, o no que Campa recuerde. Tomm se llevó las manos a las sienes y dijo: aquí hay problemón.

Ahora mal: Marcelino Ebrard acudió al acto proselitista de Rafael Moreno sin importarle que la ley local establece que los funcionarios públicos deben abstenerse de participar en esas actividades. Pero además, Don Ebrard llegó una hora tarde a la plaza de San Francisco Totimehuacán, donde amarillos y azules repartieron playeras y gorras baratas.

Don Casaubón, no conforme con faltar a su “trabajo”, pasar por alto la ley defeña y llegar tarde, dijo convencido a los poblanos: si quieren lograr mejores condiciones de vida, sólo necesitan apoyar el cambio y votar por Moreno Valle. ¿Cambio? pregunta Tomm. Estimado lector, aquí Marcelino nos quiere engañar, ¿cómo habla de cambio si Moreno Valle ayudó la candidatura del “góber precioso”?, ¿se refiere al cambio del viejo PRI por el nuevo PRI vestido con playera azul y gorra amarilla? Tomm ya no entiende a esta clase política.

Pero la cosa no fenece (¡oh!) ahí. A nuestro estimadísimo jefe de gobierno se le ocurrió  presumir los programas de la capital (ayuda a los viejecitos, prepa sí, etc.) y resaltar las obras hechas desde que el PRD asumió el poder (ah, sí…, millones en agua potable y drenajes, miles de viviendas, cientos de escuelas, decenas de hospitales y no hablemos de líneas del metro, porque si algún provinciano se da una vuelta por chilangolandia, verá que ya no nos alcanzan los colores para el sistema de transporte; pronto tendremos la línea 45, color verde fosforescente).

Ahora peor: Marcelino dijo “la pregunta es sencilla (más bien engañosa), ¿por qué no tienen las cosas que tenemos allá (como mucha cochambre, delincuencia, hacinamiento en vivienda y metro)?, ¿por qué ustedes no tienen todo lo que nosotros tenemos, si estamos en el mismo país? (sí, estimado defeño, usté debe sentirse orgulloso y afortunado de vivir en la capital; no pida más, ya lo dijo Marcelino. Y… estimado provinciano, si quiere ir al edén, no vaya hasta Tabasco, el DF le queda más cerca, ¿no cree?)”.

Lo que Marcelino merece es ser castigado. Lo único que se le ocurre a Campa es lo siguiente: A ver, Marcelino, saca tu cuaderno y escribe 100 veces “no debo decir mentiras, no debo decir mentiras”… Espera, eso no es todo. También escribe “debo estar en el changarro y ponerme a trabajar”.

¿Se le ocurre algo más, estimado lector?

"Ebrard de pachanga, después del mitín".

"Ebrard de pachanga, después del mitín".

Anuncios
Comments
One Response to “Ebrard no estaba muerto, andaba de parranda (en Puebla)”
  1. Victor dice:

    A mi se me ocurre que renuncie, ps stá muy mal que el jefe de gobierno no llegue a su trabajo, y no hablemos de que se ponga a trabajar. Muy mal, muy mal por Ebrard.
    Buen trabajo, me gustó lo de la línea verde fosforecente del metro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: