Entre el bien y el mal: "Radio Cultural Benito Juárez"


Por  Josué Lugo

Radio Universidad Benito Juárez es una de las radios culturales más importantes –no sólo en México, también a nivel mundial-. Su fama ascendió cuando la Asociación Popular de Pueblos Oaxaqueños (APPO) tomó los micrófonos y a través de ella manifestó el descontento social de las clases más bajas  de la región con respecto al gobierno de Ulises Ruíz. Las frases que podrían describirla son múltiples: quimera de todo un pueblo, foco de alerta para el gobierno oaxaqueño, explosión de ofertas incumplidas y demandas por resolver.

La radio cultural: una pasión

Radio Benito Juárez

Desde hace veinte años labora en Radio Benito Juárez, es una de sus locutoras principales, fue testiga de aquel 2006 donde la gente se organizó para manifestar su descontento a Ulises Ruíz. Por cuestiones de seguridad –así lo pidió ella- se omitirá su nombre original.

Con dejo de nostalgia profiere: “yo le decía a mi mamá que sería locutora de ese programa (un programa cultural transmitido por Radio Universidad Benito Juárez), ella se reía; pero yo seguía firme, era mi sueño. Viajé a la Ciudad de México y estudié locución, el tío de Enrique Krauze me dio clases. Ha pasado el tiempo y ahora mi familia me dice: ¿cómo que te gustó mucho la estación no? Mira que para no cambiarte de trabajo”.

Afirma que no le dan empleo en otros lugares por pertenecer a una radio mal vista por el gobierno y los medios de comunicación locales, “a pesar de tener más experiencia y conocimientos que otros locutores, no me abren las puertas, apenas saben que pertenecí a esta estación ya no dicen nada más” indica la locutora.

Areli tiene gran facilidad de palabra, puede hablar de muchos temas. Lo mismo menciona a Jaime Sabines y su “espectacular concierto en Bellas Artes” que a los últimos grupos de jazz europeo, sin olvidar a los clásicos de la música clásica (su género favorito.)

Según su percepción, la labor de las radios culturales va en detrimento, tanto por la disminución de radioescuchas, como por la preparación de los locutores. Refiere que antes les hacían exámenes de conocimientos, además de evaluar la calidad de su locución, hoy, “ya casi entra cualquiera, no existen los mismos filtros de antes. Los que entran no lo hacen por amor a la cultura, para ellos pasar por la estación es sólo un escalón.”

En todo momento Areli y el director (quien habló por corto tiempo pues lleva poco tiempo en el cargo) se mostraron muy serviciales: desde la primera oficina, en donde esperé a que la locutora se desocupara. En la sala de visitas donde la plática denotó la pasión de Areli por la locución y en la galería de música, donde se exhibían los discos, -desde Hendrix y los Tree Souls And My, hasta Café Tacuba y sones oaxaqueños.-

El bueno, el mal y el feo

El bueno: radio Universidad Benito Juárez por su labor de difusión periodística en los actos del 2006 en Oaxaca a nivel mundial, vía internet. El malo: Ulises Ruíz y su labor represiva contra la misma estación. El feo: activistas que entraron a la fuerza a las instalaciones, sin respetar ni escuchar las voces de los locutores originales.

Ulises Ruíz, gobernador de Oaxaca

De acuerdo con la locutora, no fueron ellos, los locutores oficiales, ni mucho menos el director, quienes tomaron posesión de la Universidad para difundir un mensaje de combate hacia el gobierno de Ulises Ruíz, “se trató de grupos ajenos al proyecto de radio cultural, activistas de la facultad de Derecho principalmente, quienes a la fuerza se inmiscuyeron dentro de las instalaciones, tomando como rehenes a los ahí presentes.” Refiere que a pesar de que ella y el director concordaban con la causa, “no era la forma correcta de hacer las cosas”.

A manera de anécdota, Areli recuerda que los secuestradores les pedían a los granaderos, -quienes bordearon el edificio-, una pizza para dejar salir a los locutores. Afuera de las instalaciones la gente se amotinaba con la intención de defenderlos, pero la fuerza judicial no cedía y a “punta de cañón” intentaba desalojar la estación.

¿Por qué tanta inquietud de Ulises Ruíz si sólo se trataba de un movimiento “efímero”? Porque Radio Universidad de Oaxaca trasmitió en tiempo real los hechos que sucedían en el centro de la capital oaxaqueña. Cuando la APPO y el ejército se enfrentaban; diversas señales, -no sólo de México, sino en el mundo-, tomaron la transmisión y la difundieron a sus respectivas regiones.

Muchos oaxaqueños que seguían la transmisión a través de su radio, al escuchar lo sucedido, se unieron a la lucha social. En tanto, la opinión pública internacional que siguió la transmisión por internet, se unió a las exigencias de los appenses, pidieron la dimisión de Ulises Ruíz mediante comunicados en la red (por su ofensiva a los derechos humanos).

La locutora menciona que a partir de lo acaecido ese día, los índices de escucha a nivel mundial subieron y el apoyo se volvió manifiesto en otras localidades mundiales. Ante tal desenvolvimiento mediático, el gobierno tuvo que callar la señal de la estación, les cortaron los cables, (disminuyendo de esta forma su sintonía a nivel estatal). Cada vez los podían escuchar menos, secuela que hasta el momento siguen arrastrando.

Aduce que la gente los veía como héroes después de “representar la voz de todo el pueblo”. Con una risa que precede a sus palabras menciona: “y eso que nosotros no fuimos, sin embargo nos mandaban fruta y regalos; por la calle nos preguntaban cómo estábamos, nos felicitaban. Es que tantas demandas incumplidas y un pueblo tan insatisfecho necesitaban decir lo que sentía.”

Informar, entretener y… ¿formar?

Josué (J) ¿informan, entretienen y forman al público?

A: sí informamos, aunque la mayoría de los programas no los mandan del DF, principalmente de Radio Educación. También entretenemos; nos dirigimos, como era de esperarse, hacia los jóvenes. ¿Formamos? no; simplemente difundimos la información y música, no formamos, no educamos. Tampoco somos radio comunitaria, somos radio cultural.

Al hablar sobre los jóvenes, claudica: “están en otra orbita, ya la cultura no les interesa y su formación política es muy zafia. Para atraerlos hay que involucrarlos con cosas que les atraigan, por ejemplo, una vez recité poemas de Jaime Sabines en conjunción con un rapero y música en vivo. Era maravilloso, no se imaginan cuántas llamadas llegaron, tuve que pedir permiso para quedarme una hora más. No es por demeritar el trabajo de mis compañeros, pero como les comentaba, a veces contratan a cualquiera (existen sus honrosas excepciones). A las operadoras las sacan de su casa, y no es que esté mal, pero no tienen la preparación, las ponen a programar; pero ellas se duermen, no les interesa el público.

“En teoría nos dirigimos a los jóvenes, pero en la realidad pocos nos conocen, además que el presupuesto que nos asignan es muy bajo y los sindicatos no hacen más que defender a gente floja, además de fomentar el compadrazgo. Se desviaron sus funciones originales.”

La locutora da fin a la plática sobre Radio Universidad Benito Juárez. Toma un disco de jazz francés y lo guarda. Manifiesta conformidad con su trabajo, con la radio cultural que ha visto crecer con tanto esfuerzo.  Reniega de los que la juzgan sin conocerla.

En el cuarto contiguo Mozart dejó de sonar; además, Sabines calló su poesía y Ulises Ruíz, casi, – ya casi -, abandona el gobierno de Oaxaca. La APPO luce disminuida y los jóvenes, ¿qué les queda a los jóvenes? Mario Benedetti contestaría: “sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo? también les queda no decir amén /no dejar que les maten el amor/recuperar el habla y la utopía/ser jóvenes sin prisa y con memoria(…) ”

Areli completaría: les queda escucharse realmente, saberse parte de un sonido, silbar al ritmo del silencio, sonar sin trabas en la radio. (En la radio cultural, pues; diferente en cuasi todas sus aristas con respecto a la radio comercial.)
Areli cierra la puerta del cuarto de grabación. “pueden regresar cuando quieran”, reza. La función ha terminado

Anuncios
Comments
One Response to “Entre el bien y el mal: "Radio Cultural Benito Juárez"”
  1. Yadira García Leyva dice:

    Te felicito Josué. Me parece una entrevista muy bien lograda, tanto por la información que obtuviste, como por tu manera de redactarla 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: