El mundo y lo mundano


Por: Luis Lozano

Hoy en día muchas de las noticias ya no ocurren en la realidad, donde en verdad afectan a la comunidad, sino en los espacios luminosos que se constituyen gracias a las telecomunicaciones. Un nuevo centro de atención para el “interés general” que está a nada de convertirse en una fuente diaria de los medios informativos son las redes sociales, un espacio digital cuyo único mérito es reunir a gran cantidad de sujetos.

Por alguna extraña razón, seguramente mundana, a diario surgen noticias sobre la trascendental actualización del estado de algún personaje célebre en facebook o el último comentario del mandatario tal en twitter, como si ahí fuera el sitio ideal para hacerla pública o si la discusión (digital o no) de sus ideas llevara a alguna conclusión útil.

El nuevo vicio de atender también a estos medios ha funcionado perfectamente como estrategia publicitaria y como un acicate para los curiosos, pero no como espacio de diálogo, como si en verdad los destinos del planeta estuvieran en una discusión en el muro de Barack Obama.

No se puede negar que los espacios digitales tienen su trascendencia dada la enorme cantidad de ojos que las miran a diario, pero de eso a que resulte fundamental saber que en twitter la mitad de los usuarios elogió al pulpo que predice los resultados del Mundial, es otra cosa.

Hace poco, como si fuera la nota de última hora, en la radio se anunció un movimiento que buscaría la destitución de un presidente. La alarma se desató en los automovilistas de inmediato: una “manifestación” que seguro repercutiría en sus andanzas. Sin embargo, no fue así. De entrada, la idea sonaba interesante hasta que se anunció la lógica operativa del movimiento en contra del mandatario: si el usuario de facebook oficial del movimiento alcanzaba los 150 mil amigos antes del jueves (la propuesta se lanzó un lunes), el presidente debería renunciar. Entonces llegó la relajación para los conductores. El pacto resultaba interesante, sólo que faltaba que los dos contrayentes lo aceptaran. El mandatario ni siquiera se inmutó.

En la obra teatral 9 días de guerra en Facebook, Luis Mario Moncada presenta la personificación de una discusión en esta red acerca del conflicto palestino-israelí, en enero de 2009. La representación muestra el desorden que acontece en estos espacios y la falta de sincronía que hay entre un hablante y otro, así como el cruce de comunicaciones. Si el mundo real fuera como su versión digital, el caos sería aún más incontrolable y no se podría actuar en él, pero ofrecería la opción de repasarse una y otra vez si se desea.

De pronto, la trascendencia de la opinión pública despuntó como el foco de atención de los políticos, más ahora que se puede medir por los fanáticos y los seguidores.

Como si se tratara de un segundo mundo que a veces alterna la posición primaria con la realidad, las redes sociales han adquirido una importancia inusual pese a ser algo tan mundano. Lo que en ellas ocurre ha ocupado numerosos puestos en las páginas informativas, con la fortuna de no haber alcanzado la primera plana. La nueva realidad existe en dos planos diferentes: las personas y sus versiones digitales. Lástima que no todos tengan acceso a ellas. Y en eso, son una calca de la realidad.

Anuncios
Comments
2 Responses to “El mundo y lo mundano”
  1. Gregorio dice:

    Ni existe una sociedad teledirigida (facebok dirigida) ni puede pasarse por alto el uso de dichas redes sociales. A veces parecieran inùtiles los movimientos -especialmente polìticos- que se gestan en ellos, pero en ciertos casos, pueden resultar armas de presión ciudadana.

  2. Ana dice:

    Esta clase de análisis es “bueno” pero no lo suficiente como para ser universitario. La red social es un “problema”, en términos científicos, interesante, actual y muy COMPLEJO desde el terreno de la sociología y sobre todo de la comunicación. Es una lástima que más constructos teóricos no hayan sido considerados para la elaboración de este texto, pues, parece claro, se priorizó en la reproducción la doxa.{

    9889

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: