Terán: “La canción es la frontera entre la poesía y la música”


Por Josué Lugo

Líber significa libertad y libro (procede del latín). Ambas definiciones son muy ajustables al perfil de quien se define como el “gitano western”, manifiestas en sus pensamientos, gustos artísticos y creaciones musicales, -esa peculiar combinación “norteño-balcánica” heredada por su familia materna procedente de Piedras Negras Texas, y la paterna, originaria de Coahuila- que emergen sin ataduras a contratos que limiten la creatividad, y son expresadas a través de un músico muy apegado a la lectura y a las ideas de un mundo que debe progresar a partir del arte.

Líber reconoce su sencillez, pues así como puede tocar en el Vive Latino con el escenario lleno (como sucedió en el 2010), también puede abordar un camión y conversar con todo tipo de gente. El parque que sirve de punto de encuentro para la entrevista es muy tranquilo, el rostro de Líber no escapa a este ambiente. Cruza su pierna e imaginariamente se dibuja sobre su cabeza ese sombrero tan característico en él (y que hoy no porta).

Al entrar en contacto con su pasado los suspiros salen de sus labios y se incrustan en ese aire que tanto le gusta respirar. Líber admite que su galopada en el mundo musical comenzó en la reconocida banda de ska “Los de Abajo”, con quienes consolidó una importante carrera, no sólo en México, sino a nivel mundial (con ellos realizó diez giras por Europa, dos por Australia y Nueva Zelanda, dos por Canadá y una por Estados Unidos, además de conciertos en Japón y Singapur. Con esta banda, ganó un reconocimiento de la BBC de Londres en 2006 como mejor grupo latinoamericano). Sin embargo, Terán quiso evolucionar, y por ello, se aventuró a crear un proyecto solista. Sus años de experiencia, más la ayuda de sus influencias (desde Agustín Lara hasta grupos de Grecia y Turquía), dan como resultado al vaquero del oeste, quien en dos años, ha producido “Gitano Wester” y recientemente “Tambora Sound System”.

El origen

Su deambular en la música inició cuando tenía cuatro años, sus padres lo inscribieron a una escuela de pedagogía infantil, en donde interpretaba música mexicana (incluso le enseñaban música prehispánica.) Aunque –recuerda, al tiempo que dirige una mirada hacia arriba–, su primera composición la realizó cuando tenía apenas ocho años, influenciado bajo el rock en español.

Contrario a lo que piensa la mayoría de sus seguidores, Líber, no inició en Los de Abajo. Surgida en 1989, su primera agrupación se llamó “Niños Santos”, tocaban grounge en combinación con rock.

Líber talla su ojo, piensa y profiere: “Después de ese grupo fundé Los de Abajo. Puedo decir que un 80 por ciento, las creaciones me pertenecen. Éramos una auténtica “big band”. En 2007, finalmente, vino la fractura del grupo”.  Al preguntarle sobre el motivo de la separación, el vaquero del norte, contestó que ya no existía la misma empatía de antes.

Josué Lugo (JL): ¿Existe la posibilidad de que posteriormente se reencuentren?

Líber Terán: Actualmente me encuentro muy concentrado con mi proyecto, muy satisfecho con él. No pensaría en regresar con mis ex compañeros, sin embargo, no cierro la puerta. Aunque la música es cómo la vida; muy impredecible (su rostro adopta una postura más seria). Tras una pausa de escasos dos segundos aduce: “la música cuando te llama te llama”.

La fórmula secreta

¿Qué ingredientes contiene la fórmula musical de Líber Terán? Música de los Balcanes: griega, turca, otomana; ritmos sinaloenses y duranguenses, destellos de rock steady y foxfoot, además de música mexicana contemporánea. En suma, Líber define su género como rock folk alternativo.  Su mayor éxito, según sus palabras, reside en su autenticidad, ya que cada acorde creado es degustado por su creador, cada letra es pensada con toda precisión, cada canción es sometida a un meticuloso proceso de selección.

Líber se define como un cantautor lírico. Sus letras se nutren de poesías y novelas, pero sobre todo, de canciones provenientes de músicos que admira. Mientras tanto, en el parque -ubicado en el DF-, el sol arrecia y la gente pasa, ya sea con sus hijos, con sus mascotas, o solos. Voltean y miran a Líber con extrañeza. Los árboles confieren al lugar vitalidad y un aire sosegado (parecido al semblante de Terán) quien se quita la sudadera y agrega: “la canción es la frontera entre la poesía y la música”. El oriundo del DF, recomienda a los jóvenes músicos, estudiar mucho, enamorarse de sus instrumentos y acercarse a la lectura.

Las letras de su última producción, “Tambora Sound System”, aluden a historias urbanas como es el caso de “Lola” o “Perro negro”, hablan de conflictos existenciales, muestra de ello son las canciones: “mi funeral” y “la sombra”.

Qué decir de los aprietos amorosos, los cuales, no pueden ser eximidos de esos conflictos que a Líber tanto le gusta reflejar. Como muestra está la canción: “té amargo”.

Terán no olvida la utopía, pues ésta lo mantiene vivo; en términos más claros, le gusta pensar en un mejor lugar, ser optimista, esto reluce en la canción: “el jardín ideal”, primer sencillo que se desprende de “Tambora Sound Sysytem”. Como valor agregado, la producción posee colaboraciones de ex integrantes de Nortec Colective y Control Machete en dos remixes. Al referirse al disco, el también estudiante de etnomusicología sentencia: “Es una nueva tendencia que va de lo global a lo local”.

Detrás del músico

El boom literario latinoamericano, Paul Auster, biografías y novelas históricas (otra de sus grandes pasiones), libros de medio oriente y novelas europeas. Cine independiente como el Goran Bregovic, clásico como el de Stanley Kubrick y Fellini, sin olvidar al polémico Tarantino. Música griega y de protesta, Velvet Underground, David Byrne (con quien Líber trabajó debido a que éste le produjo un disco con Los de Abajo), Jhon Lennon y José Alfredo Jiménez. Rock, baladas viejitas y actuales, además de otros libros, documentales (le apasionan mucho), películas y géneros musicales, que Líber no mencionará, ya que de hacerlo,  esta entrevista versaría en listas y más listas. Lo que sí aduce, es que su persona evoluciona a la par de sus gustos y carrera musical.

Su mayor inspiración es la vida, el amor, el desamor, las pasiones del hombre, la historia, la existencia. De no haber sido músico, hubiera sido caricaturista, actor o periodista (ríe).

Llega el tiempo en forma lenta, se incrusta en Líber, quien cambia su postura, su pie ya no está cruzado y habla más lentamente, la pregunta que se le ha planteado implica un pensamiento profundo. ¿Mi mayor miedo?, dice, mientras tranca su mirada en el árbol que acobija el encuentro. “La muerte”, claudica. ¿Mi mayor sueño (respira)? Ser inmortal a través de la música. ¿Mi mayor pertenencia? El amor hacia mi familia. ¿Sus bebidas predilectas? El vino tinto y tequila.

¿Lo que un seguidor no imaginaría de mí?, dice Líber. Sus manos se mueven de abajo hacia arriba, de arriba hacia abajo, finalmente responde: “Me gusta la natación, tomar el micro (no me gusta manejar), tal vez resulta inimaginable que no me gusta fumar,- a menos que sea puro-, me gusta ir a la playa, y disfruto dar clases de música.

Vaquero a contracorriente

Durante su estancia con Los de Abajo era evidente el fin político que perseguían sus composiciones, así como su apego a movimientos sociales, tales como el EZLN y la liberación de los presos políticos. En su nueva faceta, ¿este espíritu combativo ha sido diezmado? Líber piensa, parece que dirá una palabra, pero calla, vuelve a pensar su respuesta, cruza su pierna (otra vez) y claudica: “desde luego que mis canciones tienen un fin político. El arte no puede disociarse del contexto que le rodea. Con mi música pretendo unir fronteras. Estoy en contra del abuso de poder, en contra de los que oprimen a los pobres. Soy una persona a contracorriente.”

Líber Seregni, perteneciente al frente amplio progresista de Uruguay fue inspiración de los padres de Líber para nombrarlo así, tal vez sea por ello, que Terán se identifica con los colectivos que luchan por los derechos humanos. “El zapatismo me sigue llamando, es una lucha con la cual sigo concordando, apoyo la lucha del SME, las ideas de la revolución cubana, la liberación de los presos atenquistas; de igual modo, me identifico con los artistas que hacen conciertos en apoyo a luchas sociales. En resumen, soy una persona de izquierda”, manifiesta el músico.

Sus ojos cafés oscuros miran cuesta abajo, el viento sopla lento y el sol aviva sus destellos. La gente pasa y pasa. Líber piensa y vuelve a pensar. Aduce: “un artista puede o no  hablar de política –eso no le resta méritos si es bueno.-“

JL: ¿Qué opinas de la situación política actual?

Líber: Veo una fuerte crisis en la izquierda y en la derecha mexicana. Veo una crisis mundial que todos padecemos. Veo un mundo colapsado por las guerras, en especial, entre Oriente y Occidente. Veo mucha xenofobia y racismo.

Al referirse a México, manifiesta que los problemas no se han solucionado con votos, la eterna dependencia hacia Estados Unidos sigue latente. No hay congruencia electoral. Para Terán, los cambios pueden llegar más por grupos no oficiales que por partidos políticos.

JL: Bajo este contexto, ¿puede el arte transformar una sociedad?

Líber: Claro, le da un sentido más humano, se pueden formar redes de personas que compartan esta idea y desde su trinchera, cada quien, seguir aportando lo que pueda.

Las palabras cesaron, pero el sol sigue a todo lo que da. El silencio, previo a la despedida, penetra en el lugar, hasta que un sabueso lo interrumpe con sus acelerados pasos y su dueña ejerciendo su “derecho al deporte”. Líber se para de su lugar (es alto, mide 1.88 cm, aproximadamente) en un tono afable se despide, el vaquero del oeste sigue su recorrido, son apenas las dos de la tarde, seguro encontrará más caminos que recorrer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: