Quitar frenos a la prosperidad


El Preguntón

En la sesión del 9 de julio de 2010 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió reducir el tope salarial de los jubilados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de 25 a 10 salarios mínimos, lo cual significa un recorte de más de la mitad de la pensión para los que estén próximos a jubilarse, la  versión oficial dice que es un recorte de de 50% o en su defecto más de 50%, (aunque el 50% de 25 es 12.5 no 15) esta declaración es para suavizar un poco el gran golpe que dieron a los que van a ser nuevos jubilados ya que la cifra correcta de recorte es 60%.

¿por qué aplican una medida tan brutal para el trabajador?

Una parte más del programa neoliberal. La libertad de elegir de Milton y Rose Friedman, parte del decálogo neoliberal, marca parte del plan de acción del mismo, en la parte inicial nos dice que estos dos autores “nos explican como un exceso de leyes, reglamentos, instituciones burocráticas, junto con un gasto público extraordinario han corroído nuestra libertad y minimizado nuestra prosperidad”.

Al parecer la SCJN ha seguido esto al pie de la letra, ya que se brincaron procedimientos, pues el Consejo técnico del IMSS señaló que esta función corresponde a la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) con respecto al acto de las pensiones.

Posteriormente se habla del gasto público extraordinario, Friedman asegura que los estímulos dados por el Estado son improductivos y deben recortarse, ahora los programas de pensión están a cargo del Estado mismo, esta institución se ahorra tener que dar ese dinero (recordemos que el neoliberalismo busca reducir el Estado a sus funciones primarias dejando de lado el gasto social que considera poco productivo y es importante señalar que los programas de pensiones son gasto social).

Fainamente, la frase dice que “el conjunto de leyes, burocracia y gasto minan nuestra prosperidad” pero ¿la prosperidad de quién? ¿Cómo los próximos jubilados podrán ser más prósperos con menos ingreso?; los neoliberales afirman que hay que recortar el sueldo del trabajador para luego incitarlo con estímulos para que así trabaje más, mejore sus condiciones de vida y sea más competitivo.

Esto plantea 2 interrogantes, la primera es que este modelo económico ha sido aplicado en nuestro país desde 1982 y francamente las condiciones de vida no han mejorado, tan es así que el flujo de migración a Estados Unidos ha aumentado y la segunda interrogante es cómo puede estimularse la competitividad de los jubilados si ya no están en activo.

Los perjudicados

Bajo este criterio actuó la SCJN, pero si querían recortar gasto extraordinario ¿no hubiera sido mejor empezar por los sueldos de los altos funcionarios públicos como los propios jueces que ganan un total de 318 mil 125 pesos?   Eso también representa mucho dinero para el Estado y sin embargo ese tema no se toca muy seguido por los funcionarios públicos.

Estos hasta ahora sólo han buscado favorecer a las grandes empresas privadas como Televisa, Tv Azteca, La minera San Xavier, Grupo México Telmex etc. Si no, ¿Por qué las resoluciones de la SCJN sólo van en contra de los trabajadores?, antes de los jubilados estuvieron los electricistas (del SME) y los mineros (de Cananea).

Tal parece ser que la prosperidad no ha sido para la mayoría, de hecho, es para una minoría que gracias a estas políticas se ha enriquecido tanto que hoy figuran en Forbes y alaban a plenitud la forma en la que se ha llevado la política económica de nuestro país.

Dijo que Friedman “El siglo pasado (siglo XIX) surgió el mito de que el capitalismo librecambista -la igualdad de oportunidades tal como hemos interpretado dicha expresión- acrecienta tales desigualdades, de que es un sistema en el que el rico explota al pobre”.

“Nada más lejos de la verdad. Dondequiera que se ha dejado al mercado libre, en todos los lugares en que ha existido igualdad de oportunidades, el hombre de la calle ha sido capaz de llegar a niveles de vida antes impensables.” (pp 206-207). Cuando recién se inauguró este discurso se le tomó como completa e incuestionable verdad, hoy debemos tener una visión critica de lo que sucede y lo que se dice.

Anuncios
Comments
2 Responses to “Quitar frenos a la prosperidad”
  1. Fellini dice:

    Aunque están revueltas ciertas ideas, me agradó el artículo, es muy cierto que el Neoliberalismo actúa contra los trabajadores, y en México, de forma cíclica, lo han aplicado; la consecuencia directa, es que los pobres se encuentran hasta el cuello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: