La complejidad de la belleza. Cimbra: formas especulativas y armados metafísicos


Por Mancilla Gómez Abigail

(Con fotografías de Abigail Mancilla.)

A cambio de la experimentación de sensaciones inexplicables, el arte exige  una sola cosa al espectador: liberarse de los prejuicios que lo encadenan al mundo real y adentrarse en la sublime experiencia de la contemplación.

La ruptura de nuestras prácticas visuales y sensoriales cotidianas que permite Cimbra: formas especulativas y armados metafísicos (la nueva exposición del Museo de Arte Moderno) brinda la oportunidad de descubrir que, más allá de la estética de una pieza, es posible encontrar un proceso creativo mucho más complejo de lo que parece.

La mayoría de las piezas que componen la exposición son nobles en apariencia, se presentan con su majestuosidad ante el observador y lo convierten en una víctima de la inevitable experiencia estética que nace del intercambio metafísico entre la obra y quien la observa.

Para descubrir la verdadera belleza, complejidad y misticismo que guardan en su interior las obras que componen la exposición de Cimbra, es necesario ir más allá de lo que se revela ante nuestros ojos.

Lo anterior implica traspasar los límites de lo conceptual para lograr resignificar conceptos poco flexibles que nos obligan a encasillar objetos-signo del arte cuya manifestación requiere sus propias definiciones.

Quienes se quedan el superficie mirando únicamente la punta del iceberg, corren el riesgo de pretender encajar la producción artística de esta exposición dentro del concepto de arte abstracto, cuya premisa es que el objeto no cobra significado hasta  que sostiene una relación directa con el espectador, quien es el encargado de dotarla de sentido.

Sin embargo el director del museo, Osvaldo Sánchez, pone el dedo en el renglón cuando establece que “las obras, además de bellas, son inteligentes”, es decir: detrás de lo que percibimos con los sentidos se encuentra un proceso creativo-cognitivo cuya complejidad representa todo un reto.

Cimbra se compone de manifestaciones artísticas variadas, pues realiza un recorrido que abarca desde la pintura, la escultura y el grabado (los más tradicionales) hasta piezas de arte objeto e  instalaciones que abarcan un espacio importante dentro de la misma exhibición.

La exposición explora los límites entre la creación de las corrientes artísticas tradicionales y las modernas e implementa en esta labor la utilización de materiales que guardan una fuerte relación con la semántica arquitectónica. Cimbra responde a materiales y concepciones que devienen en su mayoría de esta práctica, donde incluso el nombre que lleva por título la exposición hace referencia a dicha disciplina.

Las piezas en sí mismas refieren a un sinfín de construcciones filosóficas como lo son la metafísica, el cuestionamiento del ser, de nuestra relación con el infinito y de lo que entendemos bajo conceptos como el tiempo y el espacio, cuya escencia inmaterial se vuelve presente a través los objetos que componen esta muestra.

Para qué mentir, Cimbra no es una exposición para mentes perezosas; llegar al punto nostálgico que cada una de las obras guarda en su interior, es un proceso casi tan complicado como el que debieron atravesar para adquirir la estructura material con la que se presentan frente a la mirada, pero para quien sea capaz de aceptar el reto, es posible asegurar una experiencia que se quedará incrustada en la memoria tanto visual como sensible del espectador.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: