Dos palabras



¿La profundidad de una palabra pronunciada por ti? Es absoluta (siempre y cuando nos atrevamos a dejar de lado esas tontas verdades a medias).

Eres un tornado que absorve las dolencias acaecidas en tiempos inmemoriales. A tu lado los días se cuentan en nuestros brazos: sin orden, tiempo, desesperanza o error.

Sentados en el trance de nuestros destinos, a la espera de esa palabra que nos lance al infinito.

Yo espero (imposible romper ese eterno cliché)  dos palabras que provoquen, como Eva adánica, un sentimiento infraterrenal –ahora mis labios juegan hacia abajo-.

¿Y tú?  Te encuentras dos tonos encima de mi balada sin luz, con tu exhalación confundiendo todo indicio de lucidez, todo indicio de enloquecimiento (pausa) casi llega la hora…

Cierro la puerta y apareces en una sombra, acaricias la cama con un leve suspiro y evoca tu figura el destello de la incertidumbre;  el destello de mañana: día del desengaño o la complacencia.

Luis Josué Lugo-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: