Dirigencias internas de PRI y PRD: La ropa sucia se lava en casa


Francisco Javier Montaño

Dentro de pocos días, dos de las tres principales fuerzas partidistas en México cambiarán a su dirigente interno. El PRI y el PRD, a pesar de tener en puerta un evento de naturaleza organizativa igual, viven coyunturas bastante disímiles que, además de ser indicativo de la historia de cada partido, también parece ser un adelanto de lo que se vivirá en julio de 2011 y 2012, cuando se lleven a cabo las elecciones a gobernador en el Estado de México y Presidente de la República respectivamente.

El PRD parece no salir del barranco de las divisiones y los disensos internos que, para variar, se comunican al exterior e inducen una representación social negativa de división y corrupción dentro del Sol Azteca. Desde Cuauhtémoc Cárdenas, líder moral del PRD, que a sabiendas de las ambiciones políticas de López Obrador lo sugiere como presidente del partido, hasta Alejandro Encinas que le devuelve la bolita al Ingeniero Cárdenas y Jesús Ortega que prefiere dejar sucesor, las principales figuras perredistas parecen ser una coalición de por lo menos dos decenas de partidos distintos.

Ya ni las leyes del partido parecen funcionar para el PRD. Encinas, por ejemplo, al proponer a Cárdenas como candidato, aceptó que para ello habría que “hacer reformas al estatuto porque éste podría modificarse convocando a un Congreso para permitir que hubiera reelección en el cargo de presidente”. Es decir, “revolquemos a la gata para que la podamos bañar”.

López Obrador, por otro lado, afirma que el clima de discusión sobre la dirigencia interna en el PRD debe “servir para aclarar el papel de los políticos de izquierda en el país”. Y, de visita en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, declaró a Reforma que si la discusión aclara, es mejor, pues “lo peor que puede haber es la simulación, el gatopardismo”. Lo malo es que, minutos después, este intento de periodista lo vio rodeado por algunos seguidores que impidieron a estudiantes cuestionarlo por su política contra las alianzas. Sucede que lo malo es la simulación, ¿verdad?

Para acabar, a poco más de dos semanas para la elección, las mesas de diálogo se han suspendido para buscar un acuerdo sobre la composición del Comité Ejecutivo Nacional (CEN). Lo mejor que se puede decir del Sol Azteca es que al menos votarán a su futuro dirigente, que el proceso sea limpio es otra cosa.

Del otro lado del ring partidista –pues el PAN quizás ya sea el de centro-, está el PRI. No bien Beatriz Paredes se ha bajado de la silla tricolor y Humberto Moreira, ex gobernador de Coahuila, ya es el nuevo líder priista.

Moreira, ex profesor de secundaria, sólo espera que Paredes le ceda el lugar de forma oficial, pues desde el 8 de enero él tiene ya su constancia que lo acredita como presidente tricolor. No es de a gratis que desde hace varias semanas sus incisivas declaraciones ya estén provocando dimes y diretes entre PRI, PAN y gobierno federal, principalmente.

Lo distintivo es la forma en que llega: por unanimidad. No hubo otro candidato dado el cabildeo previo que Moreira realizó entre diversas facciones del PRI.

El punto decisivo aquí no es la unidad real de los partidos políticos; en todos hay corrientes y divisiones internas inherentes a un grupo de personas con intereses similares pero no iguales. Tampoco es tan relevante la forma en la que los dirigentes llegan al poder: históricamente los priistas no son votados y los perredistas llegan acusándose unos a otros ¿Que el PRD es más democrático? Sí, aunque después terminen acusándose de fraude interno.

El problema en las elecciones de dirigencia interna de estos dos partidos hacia afuera es la representación social que cada uno se hace por sí mismo. Los medios influyen en su interpretación, claro; pero en estos momentos ningún medio influye tanto como para ocultar las divisiones internas del PRD que sus integrantes ventilan con suma facilidad. En el PRI, aunque se arguya que los medios lo favorecen, no permiten que la discusión interna se sepa en el exterior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: