Zapatero a tus zapatos


Por Roberto Ruiz Carmona

Dentro del mundo deportivo, y en específico en días recientes, algunas personas parecen no estar contentas con lo que hacen. La vocación que antes guiaba el desempeño de sus actividades se mezcla regularmente con diligencias distintas, a veces contradictorias, o incluso, enajenantes. El jugador de futbol americano Chad Ochocinco, el comentarista español de ACB Tv Óscar Cuesta y CH14, mejor conocido como Chicharito, son muestra de esto.

 

Del tocho al fucho

Chad Javon Johnson, es el primer nombre que tuvo el ahora mejor conocido Chad Javon Ochocinco. Él; practicante de futbol americano desde la preparatoria, acaparó la atención de los medios de comunicación al manifestar su deseo de incorporarse al Sporting de Kansas City, equipo de la Major League Soccer (MLS). Sí, leyó bien estimado lector, un cambio de la NFL a la liga gringa de soccer, un cambio de profesión que tiene mucha historia detrás.

Primero, es loable ubicar a Chad 85 en la plantilla de los Cincinnati Bengals, equipo en el que se desempeña desde 2001 y con el cual ha forjado una carrera con base en récords. Ser el poseedor de la mayor marca de yardas para los Bengals con 1,440 yardas, 8 touchdowns, 5 participaciones en Pro Bowl (2003, 2004, 2005, 2006, 2007) y de un salario de más de 35.5 millones de dólares, constituye un palmarés que de alguna manera, confirmaba, hasta hace unas semanas, una pasión casi desmedida por la disciplina.

Sin embargo, y con mucha justificación en la crisis que aqueja a la NFL, conflictos con su quarterback Carson Palmer o por el puro amor al deporte, Chad decidió probar para el Sporting. Ahí, tuvo el privilegio de entrenar en la concentración durante cuatro días y después,  hacerse de un lugar en las prácticas, según, sin percibir salario alguno o el establecimiento de un contrato.

Ahora, y a pesar de que Chad señaló que incluso, juagaría gratis, puede confirmarse una situación. El futbolista americano y de soccer, desde el nombre, la nacionalidad (porque también se presume mexicano aún cuando nació en Miami, Florida) y esta redefinición de oficio, revela una serie de metamorfosis que intereses económicos o argumentos sueltos entre los medios de comunicación pueden permitir falsas interpretaciones (como un truco publicitario) y desatar la incredulidad ante el presunto cambio de “vocación”.

 

De comentarista a porrista

Algunos que desempeñan el oficio de comentarista deportivo, a menudo presumen de cierta formación periodística y la máxima pretensión (sólo eso) de objetividad pero, como en el caso de muchos de ellos, en México o demás partes del mundo, la realidad es distinta. Como ejemplo, están los partidos de la liga mexicana de futbol cuya narración en televisión abierta está a cargo de comentaristas poco serios y “tendenciosos”. Es decir, al sintonizar los canales donde se transmiten los juegos, es posible (cuando no debería hacerse manifiesto) dilucidar hacia quién o qué equipo están dirigidos los elogios, la emotividad o la exaltación de las acciones.

¿Casos? Bueno, Enrique, El perro Bermúdez profesa en cada transmisión de los juegos del Atlas una pasión desbordante y en muchas ocasiones, argumentos poco congruentes con lo visto o realizado en el conjunto rojinegro. Otro de ellos, guiado también por las emociones (en un trabajo donde la pretensión de objetividad es el objetivo principal) es Raúl Sarmiento en partidos disputados por América o Pumas.

Atención, ¿debería confundirse una narración entretenida, con una serie de glorificaciones constante que sólo podría encontrar similitud con lo hecho ya por el hincha en la tribuna? Tampoco, es el caso exclusivo de Televisa, sino de igual manera en Tv Azteca. No es un defecto local, también, un detalle cuyos efectos se materializaron, por citar un ejemplo muy ilustrativo, en el baloncesto español.

Allá, Óscar Cuesta, comentarista deportivo de la cadena ACB Tv se desgañitó cuando narraba el encuentro entre Unicaja Málaga y Real Madrid. Los últimos 2 minutos de juego, tuvieron gran despliegue de talento pero, el apoyo y la pérdida de la voz que sufre el español, se explica más bien por la efusiva admiración al cuadro malagueño. En un video que dio la vuelta al mundo, el comentarista cierra diciendo: “dime que no estoy soñando”.

(Ver: http://www.youtube.com/watch?v=zijh7EAAH6g&feature=player_embedded)

 

De jugador a auxiliar técnico

Hace unos días, el mensaje que llegó a muchos celulares como parte de un servicio de noticias decía lo siguiente: Chicharito recomienda a Ochoa en el ManU. De ello, los comentarios derivados pueden versar positiva o negativamente en torno a la posibilidad de llevarse a cabo pero, sería adecuado reflexionar en tres asuntos.

Uno. Javier Hernández, aún cuando no ha ganado algo en Europa, ha tenido un despliegue de futbol digno de reconocimiento y, gracias a la mesura con que se ha venido manejando su joven carrera, no convendría a su persona hacer recomendaciones como autoridad en Manchester United pues, debería diferenciarse la cordial relación entre el portero y el delantero, y el momento futbolístico por el cual atraviesa el arquero americanista.

Dos. Que desde la década de los ochenta Sir Alex Ferguson esté en el banquillo de los Red Devils no es gratuito. Un cuerpo asesor efectivo, visorias inteligentes y la conquista de títulos, parecen ser suficiente para reconocer la capacidad autogestora y de autoridad que posee el técnico, ante la cual, una sugerencia como la del Chícharito es no muy trascendental.

Tres. Suplir al veterano Van der Sar no es una misión imposible para Ochoa, pero, en este momento es un asunto para pensarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: