‘Acá entre nos’… Aquí todo se puede


Crónica

Ollín Velasco

En esta cantina familiar, las excusas para brindar son puro trámite. Todos tienen algo que celebrar. Desde el partido de fut o el cumpleaños del brother hasta el término del día laboral; desde la amistad hasta la pasión. La verdadera reina en el corazón del Centro Histórico, como se hace llamar la no muy inocente, abre sus dos puertas enormes cual brazos incitando al exceso, o a la simple convivencia. Depende de cada quién. Aquí todo se puede.

Enclavado entre las tortas y jugos de Mesones y Bolívar; entre la decencia y la inmoralidad bajo supervisión, el lugar revienta, ordenado en su caos. Un santiamén de pequeñas mesas cuadradas de madera vieja, apretujadas en cada metro cuadrado del local henchido de visitantes.

Tal como la ciudad que se desgarra a son de claxon afuera, esta cantina tiene sus respectivas calles, avenidas y vericuetos encajonados por el tráfico de meseros con sus tablas al aire, haciendo esfuerzos sobrehumanos por hacer pasar la barriga entre las sillas ocupadas.

¡Unos caracoles en adobo para la seis!”, vocifera muy capitalinamente uno de ellos, mientras se afloja el moño negro del cuello. El sudor le brilla bajo la barba de candado. Así, contra el calor de un mediodía sabatino, libran batalla las infinitas cervezas y los ventiladores cansados de disipar olores etílicos por más de 40 años.

Familias de ánimo atrevido, con niños rechonchos tecleando aburridos sobre un iPod; hombres abotagados de alcohol, con la mirada perdida entre las faldas y los escotes bendecidos… Buenas y malas intenciones en los ojos y en la punta de todas las lenguas curtidas de limón y sal. Se desfogan todos los deseos acumulados de la semana, públicamente o en la privacidad estrecha de los baños, en donde la advertencia seguramente no es gratuita: “No drogas, sí condón”.

Cantina "La Mascota". Fuente: http://chefsheridan.blogspot.com/

La rockola los estremece con un “Acá entre nos” del meritito Chente. Y mientras afloran las penas de amor de hoy y del pasado, el desfile de interminables cervezas y tequilas se acopla al ritmo de las gargantas dolidas. Se detiene el sonido del armatoste. Una rechifla general, con el taco a media mordida. Salen a escena dos cantantes con pinta de Rolling Stones, a hacer mover cabezas en este pequeño recinto en el centro de la ciudad que alguna vez fue la más grande del mundo, con el legendario lago de Texcoco vibrando bajo sus pies al son de Yellow Submarine.

Ya entonados, y con fe ciega en la carta, decenas de tenedores pican los chamorros brillantes de aceite y un sinnúmero de tortillas esperan impacientes su bondadosa ración de suculentas carnitas. Viajan de acá para allá los meseros, los cacahuates, más tortillas, más salsa, más de todo. “Aquí la botana es gratis, yo por eso vengo”, recita con los ojos entornados un oficinista y cliente VIP.

Hay de todas clases, gustos y preferencias, para todas clases, gustos y preferencias. Un cartel naranja chillón defiende sobre la puerta la “no discriminación”. A la hora de chelear, partir y compartir, no hay distingo. Cada quien está en el mundo de su mesa de 1 por 1, nadie observa a los otros.

A excepción de una, que observa a todos por encima de la vitrina de cuatro niveles donde reposan, codiciadas, todas las botellas de alcoholes habidos y por haber. Una morenita de yeso, con cara de virgen, en su altar atiborrado de rosas artificiales. No quita ojo, y con las manos suplicantes al pecho, pareciera pedir por los entusiastas bajo su custodia. Acá entre nos, aun con los policías que se aparecen después de las seis, aquí todo se puede.

Anuncios
Comments
One Response to “‘Acá entre nos’… Aquí todo se puede”
  1. Aracely ...... dice:

    Me gusta mucho, mucho……muy chilanga toda la crónica……….hasta Ollin Velasco está en vías de ser chilanga-banda (y eso que es puro Oaxaca).
    No….ya en serio. ME GUSTA MUCHO la forma desenfadada de escribir, la sencillez y el hecho que redondea bien el tema….creo que no le falta nada estrictamente necesario.
    Ollín admirada: ya sabes que yo solo siempre te digo ……. ¡¡¡¡¡ Felicidades mi Ollincky !!!!!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: