Out al “mexican power”


Iván Rodríguez Gudiño

El béisbol es uno de los deportes que más satisfacciones le ha dado a México, no obstante los resultados obtenidos de poco le han valido para que en nuestro país se le pueda dar un mayor interés y proyección a la práctica de este juego.

A diferencia del futbol donde la selección nacional se encuentra en una zona débil en cuanto al nivel deportivo que se muestra, en el juego de la pelota caliente sucede todo lo contrario, pues el representativo nacional a menudo se tiene que enfrentar a grandes potencias del béisbol como Cuba, Estados Unidos, Venezuela y Puerto Rico. Sin embargo, esto no ha importado para que este deporte en los últimos años haya dado buenos rendimientos, sino basta con ver el último Campeonato de la Serie del Caribe obtenido por los Yankis de Obregón o el cuarto lugar obtenido en el Campeonato Mundial de Béisbol de categoría Infantil conseguido por la Selección Infantil Mexicana.

La falta de oportunidades para el béisbol en nuestra nación ha ocasionado que el pelotero mexicano comience a buscar sus oportunidades en los Estados Unidos. Teniendo en cuenta que en aquel país, este juego consta de una gran cobertura mediática y mercantil así como de un importante apoyo de patrocinadores, que ha permitido a su liga nacional, la Major League Baseball (MLB), ser considerada como la mejor a nivel mundial y ello valga para que aquellos beisbolistas mexicanos  la mayoría de las veces opten por buscar su “sueño americano”.

Sin embargo, hace unos veinte años este “sueño americano” se encontraba sustentado en que México apoyaba de una forma conveniente este deporte tanto en la práctica del juego como en la creación de canchas. Por ejemplo, se contaba con el Estadio de Béisbol del Seguro Social, en deportivos como la Magdalena Mixiuhca se realizaban torneos de béisbol en las instalaciones que aún existen sólo que muy descuidadas y la Liga Olmeca realizaba con frecuencia torneos nacionales. Todo ello valía para que tanto niños como jóvenes desde muy pequeños comenzaran a tener una formación deportiva en esta actividad y después de un cierto tiempo esta continuidad les valiera para poder buscar oportunidades en el béisbol profesional, en donde todo esto hasta cierto punto ha incidido para que la cifra de peloteros nacionales que arrancan el calendario en las Ligas Mayores se haya reducido a casi la mitad en los últimos cinco años.

El problema que existe en México, es que ante la baja o nula proyección que se le brinda al béisbol, la producción de peloteros mexicanos se este viendo afectada, pues ellos deben de buscar sus propias oportunidades fuera del país y una de las opciones más viables para ello es el vecino del norte, sin importar que muchas veces el éxito deportivo se vea vulnerado ante las pocas posibilidades con las que cuenta el deportista latino en aquel país.

A pesar de las distintas problemáticas y dificultades que presenta este juego en nuestro país, existen algunos beisbolistas que han buscado cumplir su sueño para jugar al béisbol profesional en las Ligas Mayores, ejemplo de esto puede ser Fernando Valenzuela o Vinicio Castilla, los cuales ante la falta de posibilidades en México tuvieron que emigrar hacia el país del norte para poder comenzar a escribir su propia historia en aquella nación y así brillar en el diamante del béisbol mundial.

Ante ello, un adecuado rendimiento por parte de nuestros beisbolistas en la liga de los Estados Unidos es lo que podría suscitar que los propietarios de los equipos estadounidenses se  fijen de nuevo en el potencial de los jugadores mexicanos. Prueba de ello es la última gran contratación de los Boston Red Sox, Adrián González de 29 años, el cual es hoy uno de los mejores deportistas nacionales que se ha podido observar. Pues Adrián cuando era niño decidió viajar de Tijuana, Baja California, a los Estados Unidos para poder jugar en la MLB, donde  después de poco tiempo de participar en ligas juveniles y universitarias fue contratado por los Marlins de Florida, seguido de los Texas Rangers y los Padres de San Diego para ahora ser fichado por los Medias Rojas de Boston con un contrato que ronda los 154 millones de dólares, una cifra jamás alcanzada por un pelotero mexicano.

Esta representación que actualmente ocasiona González junto a nuestros compatriotas Yovani Gallardo, Jorge de la Rosa, Jaime García y Luis Ignacio Ayala puede abrir la puerta para que más mexicanos comiencen a formar parte de los equipos de la  MLB, dado que en los últimos años los dueños comenzaron a fijarse más  en peloteros venezolanos, puertorriqueños, colombianos e incluso asiáticos. Puesto que un importante desempeño por parte de los beisbolistas nacionales es lo que podría incidir para contar de nuevo con el poder mexicano en las Grandes Ligas del béisbol mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: