La crisis económica mundial III


El Preguntón

El jueves 4 de agosto de 2011 las bolsas europeas tuvieron una caída de 10.7%, las naciones que más resintieron esto fueron España e Italia, la tercera y la cuarta economías de éste continente. Las bolsas de valores del mundo también se debilitaron con el golpe, como la Bolsa de Sao Paulo con una caída de 5.72%, la de Buenos Aires  con 6.01% y por su puesto las europeas como la de Milán con un 5.16%, París con un 3.9%; Londres 3.43%, Madrid 3.89%, Fráncfort, 3.4%, Zurich 3.61% y las bolsas asiáticas respectivamente (La jornada, 5 de Agosto de 2011).

¿Qué significan estás cifras y cómo afecta esto a la Unión Europea? Estas cifras indican la caída de los Títulos de Renta Variable (TRV) conocidos también como acciones, estas son inversiones que se hacen en las empresas para adquirir un fragmento de ellas. Un ejemplo: si yo compro un TRV por un valor de 20 millones de pesos, eso significa que del valor total del capital constante, variable y de las mercancías, digamos que fueran de 100 millones, soy propietario de 20 millones que es el total de mi inversión, por tanto debe redituarme en función de esa cantidad.

Estas acciones se pueden vender en distintos tipos de cantidades según el tamaño de la empresa  y la actividad, así reditúan a los actores financieros y en general a los inversionistas. Cuando  caen las bolsas de valores es porque las actividades en las que se invirtieron ya no dejan ganancias (por el contrario están acarreando perdidas) y se ponen a la venta estos TRV de manera masiva. Aquí encontramos una aplicación de la ley de la oferta y la demanda (puesto que estos títulos fungen como mercancías): a mayor oferta, el precio disminuye; cuando se ofertan demasiados productos su precio cae estrepitosamente por debajo de su valor real adoptando el valor del mercado.

Las acciones son una manera de financiamiento, pero existen otras, como los préstamos de los bancos; en momentos de crisis las empresas que contrajeron la deuda quiebran y, así no queda quien les pague a los bancos (deudores) por lo que estos también tienen pérdidas.

Otra forma son los Bonos de Deuda Soberana, que son deudas que adquieren los Estados para su financiamiento interno con relación a otros Estados y con bancos privados. Pero como en el caso anterior, cuando las empresas que son financiadas con estos bonos quiebran no le pueden pagar al Estado y éste tiene que endeudarse más para pagar las deudas anteriores hasta que ya no puede más, a esto es a lo que nos referimos cuando hablamos de la deuda española, griega o estadunidense, por ejemplo.

Por tanto, la razón de que éste fenómeno afecte de manera tan severa a la Unión Europea es porque las actividades productivas han decaído, los inversionistas tratan de retirar su dinero pero al no encontrar quien les compre sus mercancías o sus acciones quiebran. Por está razón se dan los rescates, pero eso traen más endeudamiento nacional y los inversionistas de los bonos les exigen a los gobiernos que les paguen con todo y los elevados intereses que trae consigo la deuda.

Así el Banco Central Europeo (BCE) tuvo que comprar parte de  la deuda que tiene España e Italia, como anunció su presidente, Jean-Claude Trichet (La jornada, 8 de Agosto de 2011). Comprar la deuda significa que el BCE pagó a los acreedores lo que se les debía, ahora la deuda de estos dos países es con este banco central, lo que les permitirá aliviar la presión económica pues les consentirá reestructurar la deuda.

En cuanto el papel de las calificadoras como Standard & Poor’s (S&P), lo que califican es la capacidad de un país de pagar sus deudas; al bajar a EE.UU. de la AAA a AA+ quisieron decir que la capacidad del gobierno de pagar la deuda es menor, lo que de nuevo causa pánico y provoca que los inversionistas retiren su dinero provocando más inestabilidad económica, aunque el papel de S&P no es inocente, ellos también son responsables de esta crisis.

El lunes 8 de agosto, el premio Nobel de economía Paul Krugman en su columna en The New York Times señaló que “(…) S&P, junto con las otras compañías calificadoras, jugó un papel importante en causar esa crisis al calificar con AAA los créditos respaldados por hipotecas, que después se volvieron activos tóxicos (…)”. De hecho fue esta calificadora quien le dio el visto bueno con la AAA al gran banco Lehmann Brothers, según ellos era seguro invertir en él y al mes siguiente el banco quebró (La jornada 9 de agosto de 2011).

Por esta razón la tendencia a que las bolsas de valores caigan continua y continuará.

No hay que ver esto solo como una cuestión de dinero, es una cuestión social y política, pues ante la crisis, las principales victimas de los ajustes no son los bancos, sino los trabajares y también la clase media; es política también porque ante la desbordante crisis, los gobiernos aplican planes de austeridad en beneficio de los más ricos y esto genera inconformidad social como ha sido evidente en España, Grecia o Inglaterra.

Esta gran hecatombe es señal de la decadencia de EE.UU. como potencia, así lo señala Noam Chomsky (La jornada, 8 de Agosto de 2011) pero también del mundo capitalista en general, pues los postulados del “libre mercado” y “mano invisible” quedan nuevamente refutados.

Tal vez, como a principios del siglo XX, se anuncia una nueva era de configuración económica, política, geoestratégica, pero también social cuyos resultado llevarían a la existencia de nuevas revoluciones, las revoluciones del siglo XXI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre
A %d blogueros les gusta esto: