Inexpertos


Los leones se juran gatos

De un caracol conquistador


Entre caracoles y girasoles

Sólo pinta


Areli Hurtado
Te acaricié por última vez
con el filo de la copa de tinto que tanto nos gustaba…

Mo ni to ¡rrr!


Laura Domart
Tiempo líquido

consumido entre pantallas

Oh douleur del flâneur


…eres un muerto colateral…

Volver a verte


Anna silvia Plaza
No me llamas, no te urge, no rompes reglas, sigues ahí; quieto, gris, inmutable.

DOR/MIRLO


Alfonso Hernández
El hombre asombro/atisba faunas y parajes/desde un microscopio/en desventaja/nacen las cosas/cuando abre los ojos

Sobre dos


Y otras adicciones…

Estás


Alejandra Bolivar
O, tal vez, no estás

Sol en invierno


E. Oliveira
por los soles que se bañan en ausencias/por las espinas en nuestras almas/ por las alas rotas/ las narices descalzas

Seísmo


Tiembla:

es el sismo en boca de los hombres.

Recuerdo sin palabras


Por Luis Lozano

Y abrevar de tus labios el espacio y el tiempo
y dejar que la noche se suceda de fragmentos
y soñar que las estrellas se desvanecen al momento
y rendirse a la espera de otro encuentro

Y no decir ni una palabra de recuerdo
y dejar que las olas se circulen y se hundan
y sentir que no existe l’aire ni la luna
y verter todo ello sobre un lienzo

Sonidos y letras de Juchitán: sabor a Natalia Toledo


Entrevista
Santiago Padilla

Ella puede moldear telas y metales, sabe enredar los colores en sus dedos y fabricar aretes, collares, huipiles, toda la indumentaria típica de las gordas serenas que, adornadas también de trenzas y sensualidad, habitan sus poemas. Sin embargo, al escucharla hablar con la cadencia del didxazá (zapoteco), al oírla arrullar las palabras y canturrearlas en sus labios mientras cocina mole, garnachas, tasajo y bebe sorbos de cerveza, es comprensible su predilección por las letras.

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre