Bésame… bésame mucho


Maira Pedraza

En una de las esquinas del lugar, se encuentran sentadas, cinco señoras, las cuales están a la espera de algún apuesto caballero que las saqué a bailar. Muchos hombres llegan a extenderles la mano, pero parece que no se van con cualquiera. Ellas muestran nerviosismo pero al mismo tiempo coquetería; ellos, galantería y pena, cual jóvenes de secundaria.

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre