Calaveras y Calabazas


Luis Lozano

Por razones que van más allá de la proximidad física, algunas imágenes ajenas se han colado entre las costumbres mexicanas, incluyendo nuevos elementos que antes ni siquiera se pensaban que formarían parte de sus tradiciones. Hasta hace algunos años no se observaba la presencia de calabazas anaranjadas en la ofrenda, a menos que formaran parte de un dulce cocido con piloncillo. De pronto, la invasión desde el norte condujo a la exhibición conjunta de las ancestrales calaveras de azúcar junto a otra manifestación de rostros: las calabazas cortadas.

  • "Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos." E. Galeano

  • "Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte." J.Cortázar
  • "No hay necesidad de fuego, el infierno son los otros." J.P. Sartre